No existe innovación sin comunicación__

Este artículo fue escrito por Camila Lustosa, Corporate HR Director Latam de Santo De Casa Endomarketing  para ebdi.

¿Cuáles son los obstáculos para un ambiente innovador?

No es incomún que la innovación venga del medio en el que las personas “arriesgan el propio pellejo”.

Con esto, me refiero a una expresión del pensador Nicholas Taleb, o sea, las personas que están en la línea de frente, junto al cliente, en la operación, haciendo que todo suceda.

Lo que percibimos a lo largo de 12 años de investigaciones enfocadas en comunicación junto a organizaciones de todo porte es que tenemos algunos obstáculos para un ambiente de innovación:

Distanciamiento de la alta gestión

La alta gestión acostumbra tener poco tiempo disponible (o dedica poco tiempo) para aproximarse a la “base” y muchas veces de sus propios gestores.

Eso le impide ver y sentir las oportunidades. Pero felizmente hoy tenemos medios y canales que son posibles gracias a la tecnología y que facilitan ese proceso, vale invertir.

Gestores

Muchas veces excelentes técnicos, asumen posiciones de liderazgo sin preparación e inseguros para ejercer su papel:

  • Apoyar al equipo (estamos hablando aquí de delegar sin “delargar”);
  • Incentivar a las personas a trabajar mejor y practicar la escucha (activa);
  • Permitir que las ideas e iniciativas sean acogidas y llevadas a la práctica.

Es importante aquí que un gestor tenga algo que perder con el hecho de no manejar el proceso de esta forma, entendiendo que todos pierden al no crear ese ambiente y son corresponsables por eso.

La calidad de la comunicación

Comunicarnos siempre fue un desafío.

El proceso es complejo, incluye repertorio, vivencias, cognición, aspectos psíquicos y habilidades.

Hoy, tenemos nuevos medios para este fin y, con eso, el desafío sólo aumenta.

El tono, la forma y el contenido se vuelven todavía más importantes.

Este punto es uno de los principales causantes de la improductividad en las organizaciones: la falta de los por qué, información incompleta o equivocadas, la falta de claridad en el intercambio de información o un diálogo en tono alterado.

Todo contribuye para una comunicación sesgada. ¿Quién paga el precio? La empresa como un todo, claro, con menos resultados y menos oportunidades.    

Los grupos

En 70% de las empresas encuestadas hasta hoy por nosotros:

Los profesionales de diferentes áreas no se conocen, no saben lo que cada una de ellas hace y menos todavía cuál es su importancia para el resultado global.

Y visión sistémica es una de las premisas para que las personas se entiendan en un ecosistema y entreguen lo que se espera de ellas.

La falta de autonomía

Cuando un profesional no tiene el mínimo de autonomía para ejercer su trabajo, la innovación simplemente no sucede.

Es común ver profesionales desinteresados por el hecho de no poder tomar decisiones.

Una comunicación efectiva, que deja claro lo que la empresa desea y para dónde va, puede contribuir para eso.

El clima organizacional, el resultado financiero y la credibilidad de la organización dependen de que esos factores estén bien definidos.

En este momento, cuando hablamos de una comunicación simétrica, no se trata de un formato posible apenas: sin eso atributos, no hay manera de mantenerse como un player relevante en el mercado.

Sabemos que la tarea no es fácil, pero hay formas divertidas, desafiadoras y altamente inspiradoras de crear ese ecosistema.

Desarrollar un ambiente con una comunicación simétrica, efectiva, clara y objetiva es una de ellas.

Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Encuentra más artículos en nuestro blog!