Salud Corporativa 4.0__

Este artículo fue escrito por Moacyr Jacinto, Corporate HR Director Latam en Peugeot Citroën – Groupe PSA.

Salud corporativa en la pirámide de gastos empresariales

Muchas cosas han sido publicadas o dichas en los canales especializados en gestión económica y de personas, sobre la escalada de costos de la salud corporativa en la pirámide de gastos empresariales.

Parece haber un consenso sobre la importancia de este “gasto” en las organizaciones.

“…la asistencia médica superó la inversión en entrenamiento de personal y sólo está atrás de los gastos con el pago de nómina, respondiendo, en promedio, por el 12% de los costos fijos de las empresas, pudiendo llegar hasta a 20% en algunas de ellas.

A pesar de eso, hay una tendencia en las corporaciones de entregarle este asunto a profesionales de niveles inferiores…” – Valor.com.br

Si eso es un hecho, ¿por qué la ecuación todavía no está resuelta, o, en algunos casos, siquiera claramente enunciada?

Como las empresas, sobre todo las más grandes, son muestreo poblacional importante de las regiones donde actúan, no están aislados de lo que sucede en sus entornos.

En realidad, una organización puede intentar blindar su población, pero estará siempre en algún grado expuesta a las situaciones externas.

Para intentar ilustrar esa exposición, se puede utilizar como ejemplo los siguientes factores:

imagem representando o aumento e envelhecimento da população, há um homem idoso atravessando a rua em meio a cidade

1. Crecimiento poblacional y envejecimiento de la población:

El envejecimiento de la población genera la necesidad (demanda y “ansiedad”) de consumo de productos y servicios relacionados a la asistencia médica.

Esa demanda, delante de una oferta limitada, hace que estos tipos de productos y servicios estén sometidos a otro tipo de escalada de precios.

A lo que se le denomina “inflación médica”, representada en Brasil por el índice VCMH (Variación de Costos Médico-Hospitalarios).

imagem para representar a competitividade global, onde há muitas pessoas

2. Competitividad global:

La competitividad global hace que las grandes empresas necesiten competir con márgenes cada vez menores.

Sufriendo directamente los efectos de cualquier disturbio en el escenario global, estando sujetas a impactos y variaciones de usos, costumbres, derechos y deberes.

Que pueden estar siendo alterados para personas que están viviendo y trabajando en cualquier lugar del mundo.

3. Crescimiento económico:

La falta de crecimiento económico significativo tiene impacto directo en el poder adquisitivo de las personas.

Haciendo que los productos y servicios relacionados a la asistencia médica estén cada vez más distantes de ellas, a pesar de su importancia.

Por cuenta de eso, ocurre una reducción importante en el número total de beneficiarios de asistencia médica adicional, y eso expone a las operadoras, aseguradoras y administradoras a menores volúmenes de ganancias, menores márgenes.

Y estas, delante de eso y de los terribles efectos de la inflación médica, refuerzan todavía más su atención y cuidado sobre la siniestralidad de sus pólizas vigentes. 

Al final, con el propósito de equilibrar sus operaciones, estos prestadores inevitablemente aplican reajustes que casi siempre dejan a los gestores corporativos “entre la espada y la pared”.

Tecnología y Salud Corporativa

Las mejores organizaciones se prepararan, a lo largo de décadas, para mantener su nivel de productividad y competitividad de mercado, usando herramientas y técnicas como:

  • Computación Gráfica – CAD,
  • ISO 9000,
  • Gestión Electrónica de Documentos,
  • Reingeniería,
  • 5 S,
  • Producción Ajustada (Lean Manufacturing),
  • 3 y 6 Sigma,
  • Prototipado Digital,
  • Manufactura o Industria 4.0.

Siempre tomando decisiones estratégicas para inversiones en estas tecnologías, creando procesos y programas eficaces de capacitación para sus profesionales, y hoy cosechan retornos importantes.

Es importante resaltar que: “las mejores organizaciones” hicieron eso, y algunas que no lo hicieron, pasan por dificultades, o dejaron de existir.

A lo largo de esta revolución tecnológica, la población general y empresarial (incluyendo sus especialistas corporativos), envejeció, y se volvieron más productivos y exigentes

Y la misma tecnología que le sirvió en cuestión de competitividad, también permitió el avance de la industria de productos y servicios médicos y farmacéuticos.

En el momento, estas mismas organizaciones se encuentran con reajustes de planes de asistencia médica basados en las características de su población, en su histórico de utilización.

Y también, en el índice de inflación médica que, sobre todo en Brasil, supera mucho el índice de reajuste de precios comunes, que rige los demás productos, servicios y sueldos. 

Cuando se dice “sobre todo en Brasil”, no se excluye, obviamente, lo que puede estar ocurriendo en los demás países. 

Se sabe que el asunto “asistencia médica” es controversial y de difícil resolución en diversas partes del mundo, principalmente en países más poblados. 

Pero se entiende que este índice (VCMH) en Brasil es fuertemente afectado por cuatro factores relacionados a comportamientos: fraudes, errores, desperdicios y abusos.

Entonces, ¿cómo intentar responder a la pregunta planteada anteriormente?

¿Cómo resolver, o por lo menos, dejar clara esta ecuación?

Las grandes organizaciones ya han hecho algo parecido en el pasado, y todavía lo hacen hoy, delante de la necesidad de sobrevivir y competir produciendo y prestando servicios en un ambiente global conturbado.

No olvidando el crecimiento económico dudoso, tomando decisiones de nivel estratégico para la utilización de las tecnologías ya mencionadas, en medio de los cambios gubernamentales muchas veces desastrosos.

Ciertamente, el camino a ser recorrido será parecido, en relación al cuidado con sus poblaciones cuanto a la asistencia médica, odontológica, de seguros y de los demás beneficios.

Las organizaciones empresariales necesitarán planear y tomar decisiones estratégicas para el uso de tecnologías modernas para la gestión inteligente, económica y eficaz de sus beneficios, en términos operacionales, de gestión de riesgos y de promoción de la salud para mantener su bien más valioso: el ser humano.

Análogamente a lo que han hecho para mantener modernos y competitivos sus productos y servicios, tendrán que desarrollar en sus corporaciones un conjunto de técnicas de gestión para eso.

Parafraseando de una manera bien humorada el pasado reciente, tendrán que empezar a pensar estratégicamente en la “SALUD CORPORATIVA 4.0”. 

Por lo tanto, ¡manos a la obra! Pues el arsenal tecnológico ya está disponible.

Referencias sobre Industria 4.0:

Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter