Shared Services Starters: implementar un CSC__

Un Shared Services Starters (SSC) es mucho más que una centralización de actividades. Y para obtener todas las ventajas que ofrece este modelo de trabajo, es necesario implementarlo de manera efectiva. Después de todo, además de ayudar a reducir costos, aumentar la productividad y la calidad de los servicios, el SSC tiene como objetivo ayudar en la gestión del conocimiento.

Al implementar correctamente el SSC, cuyas siglas en español seria CSC – Centro de servicios compartidos, la organización obtiene una visión macro del negocio, como resultado del proceso de gestión del conocimiento organizado, que contribuye a la innovación continua

Saber qué procesos se pueden compartir, por ejemplo, es el primer paso para tener éxito al implantar un CSC. Una visión clara y objetiva de los cambios organizacionales de la empresa, definiendo si serán inmediatos o de largo plazo, es otro factor importante.

También es necesario definir criterios de desempeño para consolidar la relación entre el negocio y los servicios compartidos. Además, invierta en un parque tecnológico adecuado, pero primero trate de conocer las tecnologías que se pueden aplicar en un CSC.

Shared Services Starters: caso Copel

Para ser más asertivo en la implementación de un Shared Services Starters (SSC), la organización puede estudiar estrategias exitosas, como la de Copel. Este es un buen ejemplo porque muestra cómo un cambio de cultura puede llevar a una empresa, incluso pública, a obtener excelentes resultados en un plazo de 60 días.

 “En abril de 2019, fue la primera vez que muchas personas en Copel oyeron hablar de un CSC. Para aquellos que ya lo habían escuchado, muy pocos sabían cómo diferenciar el modelo CSC de una centralización común”, explica Regine Venturi, superintendente de CSC en Copel.

Sesenta días después (el 1 de junio del 2019), según Regine, “se llevó a cabo el Go Live (giro clave) y la empresa tenía un CSC en funcionamiento, atendiendo a 5 unidades de negocio y 4 SPEs (sociedad de Propósito Específico) y un total de casi 8 mil empleados ”.

Y agrega: “Luego de 90 días se presentaron resultados impresionantes, que se mantuvieron y se superaron en los 23 meses que estuvieron hasta el día hoy. Pero no se equivoque, si al leer esto cree que el camino fue sencillo. Definitivamente no. El camino fue largo, complejo, lleno de obstáculos y con muchos errores y aciertos”.

El CSC del futuro

“El CSC del futuro será una plataforma omnichannel, inteligente y predictiva. Con una capa externa de experiencia basada en el autoservicio, simple e intuitivo. Una capa interna basada en la inteligencia de procesos y la automatización”, dice Flávio Feltrin, director superintendente de CSC Algar, mentor ejecutivo y consejero enfocado en estrategia, cultura, eficiencia e innovación.

El relleno de todo esto, según él, “será un equipo que ya no estará orientado a la entrega de servicios, sino a entregar soluciones y experiencia que generen valor para nuestros clientes. ¿y la Eficiencia? Nunca pasará de moda”. Lea el artículo: El papel del CIO en la transformación digital

Una de las formas para saber más de estos y otros temas que involucran a los Centros de Servicios Compartidos (CSC) es compartir experiencias con los profesionales del área. Únase a Shared Services Starters: la reunión virtual que junta alrededor de 50 ejecutivos.

Lea el artículo: Logística 4.0: Diferencial necesario para el crecimiento de las organizaciones

¿Te gustó este artículo? Ver más en nuestro blog y compartir en las redes sociales!

Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Open chat
Estamos Online!
Olá 👋🏻
Podemos te ajudar?